Vermic - 23 años haciendo tecnología para la educación
Mitos y realidades sobre la enseñanza de la computación
La computación es una ciencia altamente incluyente. Continuamente aparece nueva tecnología de cómputo, más barata y mejor, y cada vez una mayor cantidad de gente se ve relacionada con ella. Esta circunstancia ha dado lugar a un rico mosaico de posiciones sobre "la manera correcta" de enseñar la computación, pudiéndose encontrar con frecuencia posiciones tan diversas como la del "práctico de la computación" que jamás ha pisado una universidad pero sostiene su "manera correcta de enseñar", hasta el docente universitario con años de experiencia cuyo método de enseñanza considera el apropiado.

En esta provechosa diversidad de opiniones surge un peligro: la aparición de mitos que confundan al estudiante de informática. El propósito de este artículo es rebatir algunos de los más dañinos mitos que obstaculizan en menor o mayor grado la capacidad receptiva de los educandos.

La manera correcta de la enseñanza de la computación no puede ser vista como una receta. No se puede determinar "a priori" que resulta mejor aprender a usar el "Word" que a programar en "Flash". Todo depende de los propósitos académicos. Es ilógico, por ejemplo, capacitar a una secretaria en el uso de la computadora enseñándole a programar en lenguaje "C" o pretender preparar a un futuro profesionista sin elementos de programación de computadoras.

"No tiene caso aprender a programar; lo importante es saber usar los programas ya existentes".

Si esto se lo hubiera creído el que fuera hombre más rico del mundo, no habría gozado de tan envidiada posición. Sí, Bill Gates fundó su fortuna programando computadoras. Desde luego, no es que la única forma de sacar provecho de la computadora sea programándola, pero definitivamente nadie puede decir que puede sacar un provecho total de la misma si no conoce de programación. Incluso, "programas ya existentes" como MS Word, MS Excel o Aspel COI suelen exigir del usuario en algún momento, cierto grado de programación para macros o formatos.

"La computación sólo se aprende frente a la computadora"

Definitivamente es imposible capacitarse apropiadamente en computación sin hacer uso de la computadora. En cierta forma es como si una persona quisiera aprender a manejar autos sin conducir uno. Sin embargo, este hecho no debe confundirse con que todo tipo de capacitación en computación debe hacerse a tiempo completo frente a la computadora. La enseñanza de la programación particularmente involucra más aspectos intelectuales que operativos y en ocasiones, para la explicación de ciertos conceptos, la computadora no solo no es útil, sino que puede convertirse en distractor.

"Es preciso tener los recursos de hardware y software avanzados para aprender apropiadamente"

Si esto fuera verdad, todos aquellos quienes aprendieron computación hace dos, cinco, diez o veinte años, quienes definitivamente no contaron con lo que hoy es equipo de vanguardia, no habrían aprendido computación apropiadamente. Cómo se explicaría entonces el desarrollo que esta ciencia tiene en la actualidad si fue sustentado por gente que "no aprendió computación apropiadamente".

Ciertamente, usar recursos de actualidad impacta positivamente en el aprendizaje, pero el no contar con ellos, como desgraciadamente ocurre frecuentemente en las instituciones educativas del país, no es un obstáculo para un aprendizaje apropiado.

"Es necesario aprender paquetería antes que programación"

La programación y el uso de programas ya existentes son dos habilidades vinculadas pero no dependientes. Para ambas, sí es conveniente adquirir un manejo básico de la computadora, una vez obtenido el cual, aprender programación o paquetería puede realizarse indistinta o paralelamente ya que son conocimientos absolutamente independientes.

"No se puede evaluar el aprendizaje en computación si no es frente a la computadora"

De nuevo, es fundamental conocer el área de la informática que se pretende evaluar para reconocer el método de evaluación más apropiado. Aquellas facetas que se involucran más con la parte operativa de la computadora, como el procesamiento de textos o la navegación en Internet, sugieren como obvio método de evaluación aquel que involucra la presencia de la computadora. La programación, en cambio, es una actividad más intelectual que operativa; aunque bajo ciertas circunstancias su evaluación puede aplicarse perfectamente teniendo a la computadora como instrumento de evaluación, en muchos casos éste puede no ser el método más apropiado, sobre todo cuando las condiciones de tiempo y espacio no están dadas, en cuyo caso la evaluación tradicional resulta más apropiada.
(c) Copyright 2013 Vermic, S.A. de C.V.